Regnum Christi Chile

REGNUM CHRISTI

Catalina Valdés: “Toda mi vida está traspasada por lo que me ha entregado el Regnum Christi”

Ella misma se define como una persona activa, “de hacer”. Desde esa perspectiva, ser apóstol de Cristo la ha interpelado muy bien. Por lo mismo no es extraño que sea la principal impulsora de “Abrigar la Esperanza”, iniciativa que convoca a una verdadera comunidad de amor.

\"\"
Catalina a la izquierda junto a Macarena Echeverría, también señora de la sección Las Condes.
\"\"
Voluntarias tejiendo frazadas.

Catalina conoció al Regnum Christi el año 92, cuando estudiaba segundo año de Historia en la Universidad Católica. Reconoce que en sus años de colegio nunca sintió la necesidad de participar en un movimiento o algo extra, pues de alguna manera las clases de religión y las actividades que tenía le parecían suficientes. “Necesitaba tener una instancia que me permitiera seguir llevando una vida espiritual ordenada”, comenta. Finalmente entró a Reino a los 20 años, y una vez recién casada pasó a formar parte de la sección señoras. Con 25 años de matrimonio y tres hijos entre los 24 y 16 años, Catalina nos cuenta cómo el Regnum Christi ha marcado su vida y de quienes la rodean.

¿Qué te atrajo del Regnum Christi?
La alegría y optimismo de la gente, eso me gustó mucho. Veían el lado bueno de la vida y te llamaban a vivir libremente, con libertad de espíritu.

¿Qué ha significado el Regnum Christi para tu vida, de cara a tu familia, rol de mamá y amigos?
Este año cumplo 30 años en el movimiento, por lo tanto, no podría entender mi historia sin él. Le debo todo lo que soy como mamá, señora, hija, como ciudadana, como miembro de la Iglesia. Toda mi vida está traspasada por lo que me ha entregado el Regnum Christi

¿Qué le aporta el Regnum Christi a una mujer casada, con poco tiempo y muchos compromisos?
Te diría que aporta un remanso de paz y  formación. Te muestra las cosas por las que vale la pena jugarse y las que no, pues te centra en lo que es realmente importante.

El carisma busca la contemplación y al mismo tiempo la evangelización. ¿Cómo ha marcado tu vida esos aspectos del carisma?

Por naturaleza soy una persona bastante activa, me gusta hacer. Me gusta salir al encuentro de los demás. Entonces, la parte de la evangelización la tengo más innata, pero el Regnum Christi me permitió encauzarla, ponerla al servicio de los demás y donde realmente se necesitaba.

Por otro lado, como soy tan hacia afuera, que la contemplación es lo que más me cuesta. Agradezco que la orientación espiritual me ha enseñado a ser una mujer más de oración e introspección porque por naturaleza no me sale tan fácil y en eso me ha ayudado el Regnum Christi a trabajar más.

 “Abrigar la Esperanza”
Catalina tiene múltiples roles en la sección señoras de Las Condes: ayuda en la coordinación de los apostolados, que se traduce en ver que todas las personas de Piedra Roja tengan un proyecto en qué colaborar o de lo contrario les ofrece uno. También es secretaria del consejo de la sección y dirige el apostolado “Abrigar la Esperanza”. Además, fuera del Regnum Christi, dedica varias horas de trabajo al centro de padres del centro de rehabilitación al que asiste su hija María Guadalupe que tiene necesidades especiales: “apoyo a estos colegios que no son fáciles de sacar adelante”, acota.

¿Cómo nació la idea de Abrigar la Esperanza?
Surge después del terremoto de 2010, como una respuesta para apoyar a las personas que estaban sufriendo. En las Ursulinas toda la vida se hicieron campañas de cuadraditos tejidos, y se nos ocurrió hacer una campaña puntual de recolección para hacer frazadas. Con el tiempo esta campaña se fue extendiendo a todo el año, y ya no eran sólo cuadraditos, sino que fuimos recibiendo otros tipos de tejidos, como chalecos de guaguas que donábamos a Chile Unido.

Por un hecho fortuito, durante la pandemia una lista elaborada por Catalina, con diferentes instancias para apoyar, se filtró al diario Las Últimas Noticias. En la publicación se incluía su teléfono celular, lo que desencadenó que una serie de llamados ofreciendo ayuda. Decidieron jugársela, y aprovechar las circunstancias para hacer crecer la red de voluntarios y apoyo.

¿Cuál sería el sello del Regnum Christi dentro del apostolado Abrigar la Esperanza?
Es mostrar a las personas que uno puede hacer algo por el prójimo, independiente de tu condición, situación económica, si tienes tiempo o no.

Llevamos esperanza y traspasamos el cariño con que tantas personas se unen, a través de las frazadas. El  sello del Regnum Christi está en que lo que hacemos está bien presentado, es bonito y lo entregamos empaquetado, porque  es una manera de decirle a esa persona que uno está con ella. Estamos conscientes que no le vamos a solucionar la vida, pero al menos nos hacemos presente y le mostramos que hay quienes piensan en el otro.

¿A qué responde el nombre del apostolado Abrigar la Esperanza?
Sinceramente fue una inspiración del Espíritu Santo. Lo que nosotros entregamos es más que un abrigo físico,  un abrigo espiritual al mostrar que hay gente buena que piensa en el otro. Más que abrigar el cuerpo, es abrigar el alma con esperanza.

En qué está hoy
Abrigar la Esperanza tiene una comunidad de más de 3.500 seguidores en Instagram, 60 señoras de la sección de Las Condes son voluntarias activas y alianzas con fundaciones como  Las Rosas, Amanoz y Revivir y residencias particulares como Senior Suite, quienes aportan con manos tejedoras. “Nos definimos como un puente entre las personas que tejen y los lugares en que se necesitan esos tejidos”. Incluso quieren ampliar el número de residencias de adultos mayores que colaboran. “Hemos visto el bien que se produce en las personas de la tercera edad ver que pueden ayudar a otros”, destaca Catalina. 

Abrigar la Esperanza es una verdadera red de amor. Se han organizado en grupos con diferentes labores: están la que tejen, las que cosen, otras que ovillan los restos de lanas que les llegan, o aquellas que recogen y llevan donaciones e incluso quienes solucionan problemas. 

\"\"
Catalina junto a su familia.
\"\"
Un grupo de voluntarias en una reunión de organización.
Scroll to Top