El 15 de octubre, en la parroquia de la Medalla Milagrosa (Torreón, México), Monseñor Luis Martín Barraza Beltrán presidió la ceremonia. “Es un signo de Su presencia, fidelidad y de que me ha acompañado y seguirá haciéndolo en este camino de servicio a todas las personas, junto a Él”, enfatiza el Padre Ricardo.