Regnum Christi Chile

REGNUM CHRISTI

Triduo de Renovación: “Nos pudimos acompañar como verdaderos amigos en Cristo”

\"\"

“Fue extraordinario después de dos años de pandemia, podernos reunir como equipo de manera presencial y acompañados de dos sacerdotes”, destaca Christian Eckholt quien junto a otros 11 miembros de su equipo tuvo un fin de semana de oración y encuentro.

Liderados por el Padre Javier Caballero L.C y el P. James Cleary L.C, este grupo de señores de La Dehesa tuvo actividades de formación que se combinaron con momentos de conversación profunda. “Nos pudimos acompañar como verdaderos amigos en Cristo, y contenernos en las dificultades que cada uno ha vivido en este tiempo, escuchándonos unos a otros, conociendo nuestras dificultades y esperanzas”, afirma Christian quien se incorporó al RC hace 20 años y siempre ha estado en el mismo equipo. Esta dinámica, a su juicio, se logró porque se trató de un Triduo cerrado para ellos, lo que permitió tener un ambiente más íntimo.

Anualmente se les recomienda a los miembros del Regnum Christi hacer ejercicios espirituales o un triduo de renovación. “Es un espacio más amplio de contacto con Dios, que consta de un fin de semana completo en que cada uno de los participantes tiene una fuerte experiencia de encuentro personal de Jesús, por medio de la gracia divina”, explica el Padre Javier Caballero. Recordemos que el Regnum Christi “propone un cristianismo activo y entusiasta en el amor, un estilo de vida que ayuda a vivir los compromisos bautismales y realizar la misión de ser levadura cristiana en el mundo” (Reglamento de los Fieles Asociados a la FRC). Por eso, sus afiliados participan en diferentes prácticas de vida espiritual como un medio para crecer en la relación de amor con Cristo.

Christian considera que el haber mantenido en forma virtual sus encuentros, semanalmente durante la pandemia, les ayudó mucho a cada uno a sobrellevar las dificultades y al mismo tiempo llegar más conectados a esta instancia de renovación espiritual. “Fueron momentos muy especiales de convivencia fraterna y encuentro personal con Jesús a través de la oración, Misa, rezo del Rosario y adoración Eucarística, entre otras actividades”, puntualiza el Padre Javier.

Scroll to Top